jueves, 3 de febrero de 2011

Cuentos profanos, santas palabras


Ahora sí, la invitación formal, con todos los datos. Y el deseo de encontrarnos todos en el universo mágico de los cuentos.

1 comentario:

  1. ¡Enhorabuena, Ana! La intriga no me daba paz. Difundo... Un abrazo

    ResponderEliminar