sábado, 7 de mayo de 2011

Paisaje marino con mujer descalza


Dentro del paisaje la mujer camina.
Sus pequeños pies se esconden por momentos
en lo blanco de la espuma.
Pero reaparecen enseguida, listos para imprimir
sus huellas húmedas .
El arrastre del agua los empuja mar adentro.
Ellos intentan resistirse.

Un nombre cruza la tarde y va poblando de ecos el espacio.
La mujer mira hacia la playa. El viento revuelve su cabellera.
Con su vestido blanco, traslúcido,
y su mano en el escote
parece Venus naciendo de la arena.
Pero no es Venus.
Es tan solo ella, caminado a la orilla del mar,
a la orilla del amor que, como el agua,
la toca, la hace estremecer
y luego, con sus fantasmas de ahogo y soledades,
se escurre entre los dedos, se aleja.

La mujer mira el paisaje y piensa
en el vaivén de la marea, en los bordes del amor.

1 comentario:

  1. Fina, romántica, marina...Me has endulzado el lunes. Abrazo.

    ResponderEliminar